Fracturas de muñeca

Fractura de MuñecaDescripción

El esqueleto del antebrazo se conforma por dos huesos, el cúbito y el radio. Se conoce como la muñeca a la articulación entre el antebrazo y la mano.
Las fracturas de muñeca son las que afectan al radio (y tal vez al cúbito) en la parte más cercana a la articulación de la muñeca. Junto a las fracturas de los metacarpianos, son las más frecuentes del miembro superior, y una de las más frecuentes de todo el cuerpo

Causas

Generalmente ocurren en personas jóvenes por traumatismos de alta energía, o en personas de mayor edad por caídas de su propia altura. También puede suceder por un golpe directo en la muñeca.

Signos y síntomas

Como toda fractura el paciente puede presentar tumefacción, dolor y dificultad para mover la muñeca en forma voluntaria. El paciente suele sostener la mano y muñeca lesionada con su otra mano pegándola al cuerpo.

Diagnóstico

Sumado al antecedente clínico y examen físico, se realizan de rutina estudios radiográficos que premiten el diagnóstico y evaluación de las características de la lesión. De ser necesario se solicitarán estudios de mayor complejidad. (TC, RM).

Fractura de Muñeca Tratamiento

El tratamiento en primera instancia, se realiza en la urgencia orientado a acomodar la fractura (en caso de estar desplazada) e inmovilizarla con vendas de yeso. El especialista evaluará luego, el tratamiento definitivo. En términos generales, se considera a la fractura estable cuando puede mantenerse en la posición correcta dentro del yeso, e inestable cuando dentro del yeso perderá progresivamente la reducción. Existen características específicas de las fracturas que indican que se trata de uno u otro tipo de lesión. Esto sumado a la edad y actividad del paciente llevarán al cirujano de mano a decidir el tratamiento más adecuado.
Las opciones serán el tratamiento con yeso o la cirugía. Cuando se opta por un tratamiento no quirúrgico se deberá completar un periodo con yeso entre 4 y 6 semanas.
Fractura de MuñecaEn caso de operarse, el objetivo es llevar al hueso a su posición anatómica (reducción), y estabilizarlo con un implante metálico para que no vuelva a moverse. Existen distintos métodos, y el más usado es la placa y los tornillos.  Con la cirugía además se evita en general el prolongado uso de yeso.
Luego de cualquiera de las dos opciones de tratamiento debe seguirse un plan de rehabilitación para recuperar movilidad y fuerza en la mano.

Descargar material en PDF

Autores: Dr Gustavo Gomez gomgus@hotmail.com
Ilustraciones: Dr. Fernando Juarez Cesca ferjuarezcesca@gmail.com

Esta información es un servicio de la Asociación Argentina de Cirugía de la Mano para la mejor comprensión de las patologías por parte de los pacientes . No pretende ser una guía de tratamiento entendiendo que de ninguna manera reemplaza ni sustituye la consulta oportuna al especialista. La información suministrada se basa en la literatura médica y ha sido modificada con fines didácticos por especialistas de cirugía de la mano de la AACM.

Encuentre a su especialista

Volver al índice "Problemas en la mano y muñeca"