Historia de la Asociación Argentina de la Cirugía de la Mano

En el desarrollo de las ciencias médicas surgen áreas de mayor dedicación, de allí que se formen especialidades. La nuestra se nutre, no sólo de los conocimientos traumatológicos y ortopédicos, sino del manejo de varias disciplinas como la neurocirugía, la cirugía vascular, la microcirugía y la cirugía plástica.

Nuestro sector del cuerpo, la mano y el resto del miembro superior del cual se sirve para su función, demanda un exquisito entrenamiento que se obtiene sólo si uno se dedica con exclusividad.

Así lo entendieron muchos cirujanos de formación general, ortopédica o plásticos, con especial dedicación a la patología de la mano, comenzando por el Dr. Felipe OLEAGA ALARCÓN, quien en 1950 presentó una comunicación ante la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología acerca del tratamiento de la Enfermedad de Dupuytren. En su carácter de Secretario General de la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología el Dr. F. OLEAGA ALARCÓN informa que "el día 16 de noviembre de 1953, un grupo de cirujanos plásticos y ortopedistas se reunieron en éste local de la Asociación Médica Argentina para crear una sociedad destinada al estudio de la Cirugía de la Mano. Después de un cambio de opiniones se decidió, a pedido del grupo ortopedista, crear en el seno de la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología un Capítulo de Cirugía de la mano. Se proyectó entonces que el capítulo tuviera dos sesiones anuales dedicadas exclusivamente a él y todos los seminarios que el material permita. Fue autorizada una comisión compuesta por los Drs. Rodolfo FERRE, LEONCIO FERNANDEZ, y Felipe OLEAGA ALARCON, para ultimar detalles y comenzar las actividades el próximo año. “Dado el interés que despierta y la finalidad a la que tiende creemos que el haber incorporado a un núcleo numeroso de cirujanos jóvenes y activos a nuestra Sociedad es haber hecho obra de acercamiento conservando para la ortopedia todo el estudio de la cirugía del aparato locomotor”.

Interpretando el texto, existía por entonces un numeroso grupo de cirujanos jóvenes con interés en crear la Sociedad Argentina de Cirugía de la Mano, pero se chocaba con el temor del desmembramiento de la Sociedad Argentina de Ortopedia y Traumatología.

Con la intención de tener una representación en el mundo se crea la Sociedad Sudamericana de Cirugía de la Mano en Lima, PERÚ, el 2 de diciembre de 1965. El Capítulo Argentino que era el más numeroso y entusiasta fue elegido para representarlo, recayendo la presidencia en el Dr. Eduardo A. ZANCOLLI. A partir de esa necesidad de reunirse en una disciplina común y con una visión de integración científica se crea la Sociedad Sudamericana, un año antes de que se creara la Federación Internacional de Sociedades de Cirujanos de la Mano.

El anhelo de formar la Sociedad Argentina de Cirugía de la Mano se cristalizó en Comodoro Rivadavia, a 1700 Km. de distancia de la Capital Federal, como manifestando el alejamiento de la SAOT, con motivo de un curso de Cirugía de la Mano organizado por el Dr. Manuel SANGUINETTI, especialista de aquella lejana ciudad.

El 24 de noviembre de 1974 se redacta el acta fundacional, "con el fin de estudiar, investigar, perfeccionar y difundir esta rama de la cirugía propendiendo al acercamiento científico con sociedades similares del país y del extranjero".

"Por elección directa de los presentes en este acto se constituye la Primera Comisión Directiva:

Presidente: Dr. Eduardo A. ZANCOLLI, Vicepresidente: Dr. Carlos A. N. FIRPO, Secretario: Dr. Héctor Jorge MITRE, Tesorero: Dr. Guillermo LODA, Director de Publicaciones: Dr. Bartolomé ALLENDE, Vocal: Dr. Manuel SANGUINETTI; los otros miembros titulares fundadores, fueron N. MAQUIEIRA, G. DABBAH, R. BLANCO, F. APONTE ARRAZOLA, A. ILARRAMENDI".

En la Primera Reunión Ordinaria llevada a cabo en Mar del Plata el 10 de diciembre de ese año entre otras cosas se resuelve abolir el Capítulo Argentino de Cirugía de la Mano de la Sociedad Sudamericana, asumiendo la SACM la relación administrativa con la Federación Internacional.

De este modo comienza a funcionar la sociedad que tiene raíces mucho más antiguas en las prestigiosas y progresivas escuelas quirúrgicas argentinas de la primera mitad del siglo XX.

Entre aquellos jóvenes cirujanos en primer lugar el Dr. Eduardo A. ZANCOLLI, formado en la escuela de los hermanos Finochietto creadores de la Escuela Quirúrgica Municipal para Graduados del Hospital Rawson. El Dr. Enrique FINOCHIETTO pensaba que el cirujano nace como tal, mientras que Dr. Ricardo FINOCHIETTO decía que él era capaz de formar cirujanos, demostrándoselo en el tiempo a través de numerosos cirujanos destacados en diversas disciplinas quirúrgicas.

En el Dr. E. A. ZANCOLLI se reunieron la genética y una depurada formación, las dos ideas de los hermanos Finochietto. La Escuela Quirúrgica Municipal para Graduados se destacó por su formación integral en el manejo de los tejidos en base a la anatomía, la materia básica por excelencia. Esos primeros pasos en la escuela lo marcaron a fuego para el resto de su carrera, muchas horas quirúrgicas al lado de grandes cirujanos, para nombrar solo algunos los Drs. Atilio LASALA, Leoncio FERNÁNDEZ, Héctor MARINO. Luego decide completar su formación como ortopedista viajando a los EEUU de NA, al volver por muchos años se dedicó a la cirugía de los colgajos para los quemados, manteniendo su lugar en la escuela del Rawson en donde empieza a formar cirujanos de mano. Una de las anécdotas del Dr. E. A. Zancolli con su maestro el Dr. Ricardo Finochietto, ocurrió cuando luego de una publicación sobre la contractura isquemia de los músculos intrínsecos de la mano, se le acerca diciéndole "sepa UD. Dr. Zancolli que la historia es una sola, verifique UD. los antecedentes bibliográficos no sólo los extranjeros. Ocurrió que éste cuadro fue descrito por su maestro en la Semana Médica en el año 20, rectificando lo acontecido el discípulo se encargó de hacerlo conocer en el mundo como el Síndrome de Finochietto. Desde los años 60 trabajó simultáneamente en el Instituto Nacional de Rehabilitación en donde pudo proyectar su enorme producción científica por tratarse de un centro de ortopedia con gran concentración de patología neuroortopédica, secuelas de poliomielitis, espásticos, cuadripléjicos, reumatológicos. Desarrolla numerosas técnicas personales en base a sus conceptos clínico-quirúrgicos, determinando en sus clasificaciones períodos evolutivos con sus soluciones quirúrgicas mas apropiadas, alterando en muchas oportunidades los clásicos en beneficio de lo objetivo y práctico. De ello surge su primer libro en el año 68, "Bases estructurales y dinámicas de la cirugía de la mano". Como admirador de la anatomía tuvo la oportunidad de relacionarse con el Dr. Elbio COZZI, con quien estableció una sólida relación científica fruto de la cual surge el "Atlas de Anatomía Quirúrgica de la Mano", también publicado en inglés como el anterior. Llegando en el tiempo a los mas altos honores en el país y en el extranjero.

Continuando la lista de la primera comisión directiva seguimos con el Dr. Carlos A. N. FIRPO, de formación ortopédica pudo proyectar sus aspiraciones como cirujano de mano en diversos hospitales, en donde formó numeroso discípulos, culminando su carrera como Jefe de Cátedra de la Universidad de Buenos Aires.

El Dr. Héctor MITRE, de los primeros discípulos del Dr. Zancolli, desarrolla muchas técnicas con su maestro en especial la transferencia del latissimus dorsi para la flexión de codo en la época de las secuelas poliomielíticas.

El Dr. Guillermo DABBAH desarrolló junto a su maestro técnicas para la reconstrucción de las parálisis de mediano y cubital, junto al anterior fueron los primeros discípulos de Zancolli.

El Dr. Guillermo LODA, quien estuvo perfeccionándose en el extranjero por varios años, es el que comienza a desarrollar en el país la microcirugía hacia fines de la década del '70, con reimplantes de miembros y transferencias de tejidos.

El Dr. Bartolomé ALLENDE, reconocido por sus magníficas conferencias en el tratamiento quirúrgico de lesiones osteoarticulares del miembro superior y mano, profesor de Traumatología y Ortopedia de la Universidad de Córdoba.

El Dr. Manuel SANGUINETTI, el primer especialista que trabajó en los heridos de la Guerra de Malvinas en el año 82.